jueves, 24 de diciembre de 2009

Que hacer en caso de apocalipsis?

Siempre se nos habla de las posibilidades de la 3 guerra mundial, de un ataque marciano, o de lo que los illuminatis tienen preparado para el nuevo orden mundial, y nunca se nos dice que debemos hacer en esos casos. En este blog no somos especialistas en temas como la sobrevivencia humana en tales casos, pero si podemos informar acerca de otras experiencias que ya se han comenzado a gestar en otras partes del mundo. Una de las ideas para salvar la vida en el planeta es la del semillero, en Noruega se ha llevado a cabo el plan de guardar semillas, pero para nosostros, los de este lado del charco, se nos hace muy dificil disponer de esas semillas, ya que no se conocen las condiciones en las que viviremos. Si cada persona dispone de su semillero, algo podremos salvar de la rica vegetación que nos rodea. Aquí algunas maneras de almacenar semillas: Lo mejor es mantener un ambiente seco y que no estén expuestas a la luz. En los jardines botánicos y bancos de germoplasma se suelen conservar en fraquitos en los que van las semillas, un papelito encima que las cubra, algodón y gel de sílice; habrás visto unos sobrecillos con arena que vienen en los aparatos de óptica com prismáticos, cámaras, etc., bien pues esos sobres contienen sílica gel ( o gel de sílice) que capta la humedad ambiente y evita el desarrollo de pudriciones (en el caso de las lentes, el que aparezcan hongos en los cristales). El gel de sílice torna a naranja o rosa claro cuando comienza a saturarse en humedad y en ese momento debe sustituirse por otro. El que está ya húmedo se recupera perfectamente calentándolo a unos 60-80º durante 1 día o medio día respectivamente. En tiendas de laboratorios lo encuentras seguro, quizá también en droguerías, y si no, busca en google a ver si lo encuentras. Del modo que te digo pueden aguantar bastante tiempo, siempre y cuando la semilla no tenga una vida corta.

De acuerdo a los factores controlados dentro del almacenamiento, se pueden distinguir distintos tipos (Hartmann y Kester, 1988):

  • almacenamiento abierto (sin control de humedad ni temperatura): es posible de aplicar en climas secos o en semillas de cubierta dura, siempre que las semillas hayan sido secadas, aunque este tipo de almacenamiento puede no ser el más adecuado.

  • almacenamiento cálido con control de humedad: supera a la técnica anterior ya que semillas que han sido secadas pueden almacenarse en bolsas selladas que aseguren minimizar las fluctuaciones de humedad.

  • almacenamiento en frío: este tipo es mucho más recomendable que el anterior ya sea controlando o no la humedad. Aunque el procedimiento más satisfactorio es bajar el contenido de humedad de las semillas y almacenarlas en recipientes sellados y a temperaturas bajas, de esta forma se puede mantener la longevidad al máximo.

  • almacenamiento frío-húmedo: consiste en colocar las semillas en recipientes que mantengan la humedad o mezclarlas con algún material que retenga la humedad (por ejemplo: arena húmeda). Semillas recalcitrantes podrán ser almacenadas de esta manera, pero sólo por poco tiempo y con presencia de oxígeno, ya que las semillas continúan respirando.

2 comentarios:

  1. me gusta tu pagina es lo que queremos saber.

    ResponderEliminar
  2. BUENA HERMANO,,,,,,, REPOSTEO KON TU PERMISO...

    ResponderEliminar

Libera tu expresión!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...